Jueves, 07 de diciembre de 2006
Rumbo a lo desconocido



Imagen

Entraba en aquella web como en tantas otras por mera curiosidad y sí que me pareció extraño que tardara en abrirse, porque tengo un navegador super-rápido. Pero en fin, como aquí hay muchos entendidos sobre esto, seguramente es lo mismo que pasara o no.

Al fin estaba dentro, era www….lavictoria.com y al abrirse se desplegaban cuatro iconos: 1) prólogo; 2) discusiones; 3) confrontaciones y 4) Victoria.
Una vez que dejé actuar al antivirus, por si las moscas, pinché en prólogo, porque me gusta ser ordenado.
Una larga explicación de cómo la autora de la web había sido traicionada por su amante y cómo ella misma había sorprendido en el lecho a los traidores. Se podían ver a su vez cuatro fotos, con los rostros difuminados en actitudes comprometidas. No le dí mayor importancia y pasé al segundo icono.

Al entrar, una especie de teatro con muchas butacas vacías parecía rodear al visitante y una lectura sobreimpresa indicaba que ella se había encarado con el infiel y le insultaba gravemente, mientras él se limitaba a defenderse diciendo que la muchacha se le echó encima y no pudo quitársela. Las frases construidas con PowerPoint salían y entraban en el ordenador de forma impactante.

El tercer icono, que todo hay que decirlo, era una gran ballena blanca sobre la que estaba escrito: CONFRONTACIONES.

Entré y aquello era un video. Una pelea tremenda en la que una mujer arrojaba toda clase objetos a un varón y éste se protegía como podía con las manos y escondiéndose detrás de un sofá.
Los jarrones, los platos, los cuadros, las fotografías, todo, lo que se dice todo, volaba por los aires.
En un momento dado, el varón coge un gancho de la chimenea y lo arroja hacia la mujer. Queda tumbada en el suelo y él se acerca a ver. La cámara es muy mala y entre rayas y niebla se puede ver al individuo que coge de nuevo el atizador y se lo clava a la mujer en el pecho. Un chorro de sangre inunda la estancia y un grito estridente me aterra.
Después el video se desconecta de forma automática y picado por la curiosidad voy raudo al cuarto icono.
La Victoria de Samotracia es el gancho en el que la mano menudita despliega el siguiente relato escrito en rojo:
“Soy Mónica la autora de esta web. No sabía como librarme de mi marido maltratador, perverso, pendenciero y mujeriego e ideé tenderle una trampa. Si conseguía hacer creer que el del atizador era mi marido y que le gravaba alguien su hazaña, pensé: “estaba salvada” Y de acuerdo con Toni, que no viene al caso decir quien es, rodamos el video y lo presentamos a la policía. Ahora detenido mi marido, están buscando mi cadáver y yo en la gloria, de vacaciones. Espero que tomen nota de lo que tiene que hacer todas las mujeres amenazadas y forzadas.”

Volver al inicio…span>


Publicado por quijote_1971 @ 0:33  | Misterio
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios