Viernes, 21 de octubre de 2005


LA PRIMERA VEZ


Imagen

Sus manos se deslizaron suavemente acariciando sus piernas y los muslos le parecieron de la finura del terciopelo. Antes había acariciado sus grandes, pero firmes pechos, besándolos desde la base hasta los pezones eréctiles. Y algo antes había fundido su lengua con la de ella en una caricia indescriptible.
Pero lo de los muslos era totalmente nuevo. La piel que les cubría era de tal finura, que parecía que el paso continuado de la mano sobre ellos podría causarles algún daño.
Se entretuvo con sus caricias de forma contumaz, hasta que se decidió a bajarla las bragas que se resistían a ser quitadas de forma definitiva; pero inexorablemente cayeron. La vulva estaba caliente, ya liberada de su cárcel de tela y los pelos que la rodeaban parecían pequeños guardianes rendidos ante las caricias de los dedos un poco nerviosos, pero firmes y a la vez suaves, que agrandaban el clítoris. Los labios mayores se abrieron dejando notar los interiores, que como una flor esperaban la penetración vaginal, menos importante para el goce sexual.
La penetración posterior fue lo de menos. Lo importante estaba realizado, así al menos lo entendía él y parece que ella también. De todas maneras por fin se consumó el acto sexual en toda su integridad. El pene salió manchado ligeramente de sangre junto con los flujos vaginales, sangre que era el tributo a su decisión. Fue el acto más tierno de amor nunca realizado, al menos ellos así lo sintieron.
Después de un breve descanso, durante el cual se juraron amor eterno, comenzaron de nuevo a besarse y a acariciarse. El subir y bajar entre abrazos que recorrían todo el cuerpo de él los de ella y de ella los de él, se convirtió en un acto sin fin. Los labios del amado recorrían todo el cuerpo de ella sin apenas escalas reseñables.
Cuando llegó la madrugada, los cuerpos exhaustos pero reconfortados, decidieron calmarse para fundirse en un abrazo que les arrulló hacia un sueño inolvidable.
¡Ya nada sería igual, a partir de entonces!.


Publicado por Lanzas @ 0:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios