Lunes, 17 de octubre de 2005
A VUELTAS CON EL ESTADO FEDERAL


Lanzas 14/09/2002
Imagen
La pretensión de convertir la nación española en un estado federal no es nueva, pero carece de consistencia y está de espaldas a la realidad, a nuestra Historia y a nuestra idiosincrasia, como voy a argumentar.
Los estados federales se han ido creando para unir regiones o naciones ya constituidas de antemano. Vamos a fijarnos en la nación más conocida internacionalmente, nos guste más o menos: Los EE.UU. de Norteamérica, se fueron formando por adhesión de estados que se iban independizando de Inglaterra, de España, o siendo comprados (La Florida) o arrebatados a los otros Estados Unidos de México (Nuevo México, Arizona y California), uniéndose de forma irrevocable en la Constitución de 1777, y por sucesivas adhesiones hasta 1861, y cuando los estados del Sur quisieron independizarse, ya no les fue posible y fueron sometidos a la Unión por la fuerza de las armas, con el pretexto de no querer abolir la esclavitud. Aún se incorporaron otros 10 estados más y un estado asociado (Puerto Rico). Es el ejemplo vivo de una Federación.
La realidad de la formación de la Patria española, que es preciso dar a conocer y no olvidar, es que a pesar de los intentos de falsear la realidad por parte de los nacionalistas, España es una nación que arraiga en el tiempo de los romanos, con la provincia HISPANIA, que legada a los visigodos, fue invadida por los musulmanes en el año 711, de forma pacífica en principio y aprovechando las luchas internas de los hispanos. Pero recordemos, que se RECONQUISTA (esta es la hazaña que empieza D. Pelayo y culminan los RR.CC. en el año 1492). Pero veamos: Las coronas de Castilla y Aragón se fusionan con el matrimonio de Isabel y Fernando en 1469, pero antes, en el 1379 Navarra era de la Corona de Castilla y antes, en 1358, las Juntas generales de Guernica, acuerdan de forma pacífica y voluntaria entregar El Señorío de Vizcaya (que apenas era la Vizcaya actual, pues Guipúzcoa y Álava eran ya de Castilla), en el famoso escrito en castellano viejo:”e querian ser de su corona e de los Reyes que después dél viniesen”, pero eso sí reservando sus leyes y costumbres de cristianos viejos, y sus fueros, que los Reyes de Castilla irían a jurar bajo el Árbol de Guernica.
La Cataluña nunca fue reino independiente( a pesar de la tergiversación de la Historia que ahora enseñan en Cataluña, convirtiendo al Rey Jaime I de Aragón en Rey de Cataluña( lo era por serlo de Aragón), y cuando en el año 1711 buscaron cobijo en Francia, volvieron arrepentidos, al comprobar la centralización borbónica francesa.
De forma irrevocable y por la posterior unión de todas las regiones en la Conquista de América, ESPAÑA es una nación con una proyección envidiada universalmente, y reconocida a pesar de la Leyenda Negra, que algunos pretenden seguir reverenciando
(La ANTIESPAÑA), pero eso será motivo de otro artículo.
El pretender romper una nación en pedazos, para luego federarlos, es una incongruencia propia de mentes retorcidas, que además en el caso de España y los españoles es inviable. Por un proceso innato de no querer ser menos (estúdiese el estado de las autonomías ahora vigente) todas las regiones e incluso algunas provincias por separado, bien orientadas por políticos sin escrúpulos querrían lo mismo: No existiría un federalismo asimétrico ni un federalismo simétrico, la atomización, sería si ello fuera posible, la respuesta enrabietada del español sorprendido por la maraña nacionalista.
España podría federarse con Portugal. De cuya alianza ya histórica siempre han sacado provecho ambas naciones , e idealmente con las repúblicas hermanas de Hispanoamérica, pero entre las Regiones que forman la patria española es un sin sentido.
La realidad educativa de los ciudadanos sometidos a la intransigencia nacionalista está dando sus frutos, como ya señalé en otro artículo. Espero que el paso, pequeño pero importante de ilegalizar Batasuna tenga el coraje necesario para además de hacerlo efectivo, corte de raíz el atosigamiento a los españoles en esas provincias vascongadas.
La inventiva nacionalista-aldeana está llegando a su fin; atraigamos con posturas rotundas, pero razonadas a la juventud a recobrar la fe en España y a reclamar la autonomía municipal, para la administración cercana al ciudadano, con elección en listas abiertas, por barrios y urbanizaciones a los concejales a los que se puede ayudar y controlar a la vez., así como un resurgimiento de los sindicatos de Empresa, que ayuden a hacer partícipes a todos los productores de la plusvalía.
La política nacional necesita de un gobierno central fuerte apoyado en la voluntad popular, pero defensor de la dignidad nacional y de los individuos que forman la patria, considerados no como votantes, sino como portadores de valores eternos.
Camarada Lanzas


Publicado por Lanzas @ 12:32
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios